Acceder al contenido Menú secundario

Desde 1821
Sala Blas Cabrera Felipe
IES Canarias Cabrera Pinto

Proporcionado por Google

Cuba hidroneumática

Cuba hidroneumática

Autor:

Descripción: Se utiliza para transvasar pequeños volúmenes de gases. Se llena la cuba con mercurio, se coloca el tubo de descarga sobre la ranura lateral de forma que quede vertical. Cuando la experiencia haya terminado se devuelve el mercurio a su recipiente utilizando el pico correspondiente.

Aparatos relacionados: Para recoger gases


Material: Porcelana (ambas).
Nº de catálogo: 241 y 522.
Fecha de adquisición: 1848 (241) y 1918 (522)
Fabricado por: Sin datos disponibles (241) y, Aparece una incisión en la base 250 e (522).

22
7
11
26
13
9
Cuba hidroneumática

Cuba hidroneumática

Así era descrito en los libros de la época:

Una aplicación importante de esta propiedad [impenetrabilidad de los gases por los líquidos] es la de aislar los cuerpos gaseosos. […] en un recipiente de agua […] se colocan unas campanas […] llenas también de agua: si hacemos llegar el gas desde el punto […] donde se produce por tubos […] al interior de las campanas, el gas irá entrando en ellas y el agua bajará aislándole. Si después queremos pasarle de un recipiente á otro, por ejemplo á una campana S (fig. 6) ó sea trasvasarle, se llena de agua la dicha campana S donde ha de pasar; inclinando la T que contiene el gas, pasará este á S en la cantidad que sea necesaria. […] Si la campana que ha de contener el gas es poco menos grande que la cuba, se construye de hierro ó madera, y contiene el gas en mucha cantidad, tomando el nombre de gasómetro, […]

Cuba hidroneumática. Trasvase de gases

RODRIGUEZ, E. (1858), Manual de Física general y aplicada á la Agricultura y á la Industria. Madrid, Imprenta, fundición y librería de Don Eusebio Aguado. pp. 8.

[...] la vasija que contiene el agua, que con frecuencia es un simple lebrillo o terrina, es otras veces un gran depósito prismático que se denomina cuba hidroneumática si es para el agua (fig. 672), hidrargironeumática si es para el mercurio (fig 676).

ESCRICHE, T. (1899), Elementos de Física y nociones de Química. Barcelona, Imprenta de Pedro Ortega. pp. 547.

L'appareil étant ainsi disposé, on chauffe d'abord la partie extrême du tube à combustion, qui renferme le bicarbonate de soude. Il se dégage de l'acide carbonique qui chasse l'air contenu dans l'appareil et le remplace; on arrête la décomposition du sel lorsqu'il ne se dégage plus d'air dans la cloche. On retire alors celle-ci, el on lui substitue une cloche graduée, pleine de mercure.

Uso de la cuba hidroneumática

Estando el aparato así dispuesto, calentando primero la parte de extremo del tubo de combustión, que contiene bicarbonato de sodio. Se desprende del ácido carbónico que hace pasar el aire desde el dispositivo y lo sustituye; nos detenemos la descomposición de la sal cuando sale más aire en la campana. Entonces es retirado del mismo, el cual sustituye una campana graduada llena de mercurio.

GIRARDIN, J. (1865), Traité élémentaire d'agriculture. Tomr premier. Paris, Imp. Simon Raçon et comp. pp. 398.

Mercury Troughs, Berlin porcelain, to contain about 10 lbs. of mercury

Cuba hidroneumática

Cuba de mercurio, porcelana de Berlin, para contener 10 lbs. de mercurio

BULLOCK & CRENSHAW (1853), Catalogue of chemicals and chemical wares. Philladelphia. pp. 39.

Cuve à mercure en porcelaine (fig. 692)

Cuba hidroneumática

Cuba de mercurio en porcelana (fig. 692)

LES FILS D'ÉMILE DEYROLLE. (1910), Catalogue méthodique: Physique. Paris, Evreux, imprimerie Paul Hérissey. pp. 168.

Aplicaciones prácticas

La campana de buzos es otra aplicación de la impenetrabilidad del aire; hemos dicho que introduciendo en agua un vaso invertido, ésto no penetra dentro de él (16); supongamos que este vaso sea una campana grande que pueda contener uno ó mas hombres, y comprenderemos sin dificultad que estos hombres podrán penetrar á mucha profundidad en una masa líquida dentro de la de aire que contiene la campana; este es en principio el aparato llamado campana de los buzos, pues con él pueden, descendiendo al fondo del agua varias personas, hacer trabajos, buscar objetos sumerjidos, ó reconocer el lecho sobre que se encuentran las aguas. [...]

Campana de buzos

RODRIGUEZ, E. (1858), Manual de Física general y aplicada á la Agricultura y á la Industria. Madrid, Imprenta, fundición y librería de Don Eusebio Aguado. pp. 8-9.


Fecha de creación: 02-julio-2014
Última actualización: 22-marzo-2017
© IES Canarias Cabrera Pinto
Webmaster: Asociación de Amigos del Patrimonio Histórico y Museístico del IES. Canarias Cabrera Pinto